Skip to content
Vive A Gran Escala

Quiero Dejar Mi Trabajo Para Iniciar Mi Negocio: Guía Básica 2017

Seguramente vas a  coincidir conmigo en que:

Cuando dices quiero dejar mi trabajo e iniciar un negocio, te genera un sentimiento de satisfacción pero a la vez te provoca cierto miedo y al menos una buena cantidad de dudas derivadas de no saber si estarás haciendo lo correcto.

“¿Y si no funciona? ¿Y si tengo que regresar a buscar trabajo? ¿Y si…? ¿Y si…?…”

quiero dejar mi trabajo

¿O no?

Ahora bien, ¿qué tal si le quitamos la parte de la incertidumbre y el miedo y solo nos quedamos con la parte de satisfacción?

Quedaría un proceso para pasar de empleado a emprendedor sintiéndote, feliz y confiado de que estás haciendo lo mejor para ti. Sintiéndote con mayor seguridad al saber cuáles son los pasos a dar para minimizar el riesgo. Además, los diferentes caminos que puedes tomar acorde a tu situación.

A través de personas a las que he apoyado en este proceso, emprendimientos propios, personas con las que he platicado en distintos eventos, etc., es como he visto estos puntos aplicados una y otra vez.

Con errores y aciertos pero al final todo fracaso deja un aprendizaje si reflexionas al pasado para planear tu siguiente paso.

Y por esa razón en este artículo reuní todo esto y más. Porque quiero darte la ayuda más completa que me hubiera gustado encontrar para apoyarme durante este proceso.

He elaborado esta guía en 3 secciones para que la puedas aplicar en las distintas etapas de este gran cambio que deseas hacer. Antes de continuar, tal vez quieras marcar esta página ahora porque vas a querer regresar después.

CONTENIDO

Parte 1: 20 señales y más que te van a indicar si es buena o mala idea dejar tu trabajo para emprender.

Parte 2: Empleado vs. Emprendedor ¿Qué es mejor tener un negocio o ser empleado?

Parte 3: 17 puntos a cubrir para dejar tu trabajo e iniciar un negocio que si funcione.

Vamos directo a la primera parte.

Empieza Con Tu Por Qué

“Quiero dejar mi trabajo para emprender” esto fue lo que me dijo una persona. Y la verdad se escucha muy bien.

Pero antes de dar ese gran paso, es importante que evalúes por qué realmente quieres dejar tu trabajo en primer lugar. Además si vas a iniciar un negocio inicia con algo que de verdad te importe o te interese. De otra manera puede ser que renuncies a un trabajo que no te gusta para iniciar un negocio que odiaras aún más. Incluso aunque sea rentable.

“Un negocio que no hace otra cosa más que dinero es un negocio pobre” - Henry FordClick To Tweet

Por eso debes hacerte la pregunta de si lo que no te gusta es la empresa donde trabajas, tu puesto de trabajo o incluso sientes que tu vida profesional actual no corresponde con quién tú eres.

Si el tener un empleo que no está alineado contigo, es decir, donde no utilizas tus fortalezas, tus pasiones y tus valores, es motivo de tener insatisfacción. Peor es tener un negocio con las mismas características.

Muchas veces nos da pena decir que no nos gusta ¡¡¡lo que llevamos haciendo 10 años o más!!! Pero es que de esto nos graduamos de la universidad.

¿Cómo que hasta ahora salgo con que no es lo mío?

Pues sí pasa y no hay nada de malo en ello, sino todo lo contrario.

Si estás en esta situación es momento de hacer un trabajo interior que muchos prefieren no hacer. Para ellos es mejor seguir en la zona ZOMBI. Ya aprendieron cómo lidiar con la insatisfacción y el dolor de estar así. Eligen seguir donde mismo porque perciben que hacer un cambio es mucho más doloroso o costoso que permanecer donde mismo.

quiero dejar mi trabajo

Tendrás que comenzar a buscar y descifrar qué es lo que quieres. Puedes buscar ayuda o hacerlo por tu cuenta. El asunto es empezar aunque tengas que detener el siguiente paso de renunciar al trabajo para emprender. Aunque sea solo un poco.

Una opción es que lo tuyo “se arregle” tan solo con un cambio de empleo. O puede ser que necesites cambiar de actividades dentro de la misma empresa si esta te lo permite.

¿O será que en verdad requieres reinventarte profesionalmente?

La Siguiente Pregunta Te Ayudará A Tener Claridad Con Respecto A Dejar Tu Trabajo Para Emprender.

Por más ganas que tengas de irle a decir a tu jefe en este momento, “renuncio porque voy a poner mi negocio”, y desahogar por fin de esos sentimientos negativos, es mejor calmarte y pensarlo bien.

no me gusta mi trabajo

De otro modo, no estarías pensando de forma clara y te estarás dejando llevar por tus sentimientos.

Aunque suena bastante bien y quizá pienses que dejar tu trabajo para poner tu negocio es un alivio rápido a ese burnout o insatisfacción que traes contigo (lo sé porque lo he vivido).

Asegúrate de que emprender es algo que tú quieres y no solo una forma temporal de sentirte mejor.

Entonces esto es lo que debes hacer:

Haz la autoevaluación de los 10 años.

Imagínate a tu futuro yo, y pregúntate:

¿En 10 años me voy a arrepentir de no haber empezado con mi propio negocio hoy

Pro tip: Incluso esta pregunta, la puedes utilizar para alguna otra decisión importante como esta. ¿En 10 años me voy a arrepentir de no [aquí lo que quieras decidir o llevar a cabo]?

Si tu respuesta es sí, entonces adelante, si la respuesta es no entonces mejor no lo hagas.

De hecho, si comienzas un negocio sin tener claro que negocio vas a iniciar, o solo para ganar dinero, la vas a pasar mal.

Por eso, visualízate y pregúntate si esto es en verdad algo que te hará feliz y si no estás del todo seguro, detente al menos un poco antes de tomar la decisión.

¿Se Puede Ser Infeliz En El Trabajo Pero Feliz En La Vida?

no me gusta mi trabajo

Como ya lo he mencionado con anterioridad, no puedes separar al emprendedor o profesional de la persona.

Entonces la respuesta a la pregunta de arriba es:

NO se puede ser miserable en el trabajo y feliz en la vida.Click To Tweet

A lo largo de tu vida trabajaras entre 40 y 50 años en promedio. Imagínate todo ese tiempo sintiéndote insatisfecho, vacío o incluso miserable.

Ahora imagínate disfrutando de levantarte cada mañana con energía y con ganas de ir a hacer eso que te apasiona y para lo que eres bueno.

Y el emprendimiento no tiene que ser la única opción. Puedes tener un empleo siempre y cuando seas feliz.

 

5 Señales Que Indican Que SÍ Debes Considerar Dejar Tu Trabajo Para Emprender:

quiero dejar mi trabajo

#1 Porque no eres feliz.

Si todos los días te sientes insatisfecho, vacío, que algo falta. De camino al trabajo estas de mal humor. Te la pasas viendo el reloj, impaciente porque ya llegue la hora de salir. No sientes pasión por lo que haces. ATENCIÓN: Verifica que no solo sea un mal momento o un episodio de estrés que debes enfrentar de forma diferente.

#2 Validaste tu otra fuente de ingreso.

Ya te diste cuenta de que eres capaz de generar un ingreso extra que al menos se acerque a tu sueldo actual o que le veas potencial. Esto quiere decir que ya ganaste dinero en el pasado a través de algún servicio que diste, algún producto que vendes, etc.

#3 No tienes voz ni voto.

Si en tu trabajo sientes que “debes obedecer, debes obedecer, debes obedecer”. O sea, que tus opiniones no son escuchadas ni tomadas en cuenta. Tienes mucho qué decir y aportar para mejorar pero te dicen que es mejor como esta. O si tu jefe te dice que “es que así lo ordenó el de arriba”. Tu talento se está desperdiciando.

#4 Crecimiento.

Ves que tu futuro en esa empresa no es prometedor y vas a quedarte estancado. No aprendes, ganas más dinero o viajas, es hora de ir recogiendo tus pertenencias.

#5  Te encuentras emocionado con otra idea.

Aunque a muchos no les gusta pero es el cliché de “sigue tu pasión”. Según Suzy Welch, experta en vocación laboral, cuando pasas tu tiempo libre pensando en otra industria, en otro trabajo o en otra actividad que podría ser más apasionante, es un buen indicio y de igual forma te será útil a la hora de decidirse a cambiar de empleo o en caso de emprender. “Ve por esa pasión”, recomienda Welch.

 

5 Señales Que Demuestran Que NO Debes Considerar Dejar Tu Trabajo Para Emprender:

dejar el trabajo

#1 Has tomando la decisión al calor de las circunstancias.

Por un lado no has evaluado lo que implica emprender o si es para ti. Por otro lado, tal vez solo fue un mal día y la ruta más fácil fue pensar en renunciar. Encima de esto, no sabes si emprender en verdad te va a ser más feliz acorde a tus expectativas.

#2 Aún no  analizas tus finanzas personales.

Aunque esto de emprender es como decidir cuándo es el mejor momento para tener un hijo. En realidad nunca hay un mejor momento. Pero si debes tener en cuenta tu situación económica y de vida. No es lo mismo estar casado y/o tener deudas y compromisos que vivir en casa de tus papás y que estés en tu primer trabajo. Revisa bien como estas en relación a tu dinero.

#3 Careces de las habilidades.

Aparte de las habilidades que requieres como emprendedor, están las que requieres para tu negocio. Si no sabes realizar algunas actividades, vas a invertir mucho tiempo aprendiendo y no estarás generando ingresos. Una alternativa es arrancar tu negocio sin dejar tu trabajo.

#4 Factibilidad de tu negocio.

O sea, ¿va a funcionar o no? Uno de los mayores motivos del porqué fracasan es porque muchos se enamoran de su idea sin saber si es algo que las personas quieren comprar.

           “A todos les encantaba mi idea, menos a mis clientes”

#5 No tienes un modelo o plan de negocios.

Sé que suena poco divertido y difícil, pero no lo es. Y si te dará la satisfacción al menos de ser un emprendedor con una empresa que sea rentable. ¿Qué vas a vender? ¿Cómo vas a generar prospectos? etc.

9 Pensamientos Que Te Pueden Indicar Que Es El Momento De Dejar Tu Trabajo Para Emprender.

dejar mi trabajo para emprender

Como ya lo mencioné no hay nada de malo con ser empleado. Para que los negocios operen, se necesitan empleados que sean felices. Pero cuando ya no quieres ser empleado, es ahí donde sí hay un problema.

Si cada domingo tienes ese sentimiento como cuando es tu último día de vacaciones en una playa. O te invade cierta decepción o tristeza. Si te molesta, te estresa o te pone mal ir a trabajar el lunes por la mañana…

Puede que pienses o te digas algo como:

  1. Quiero hacer lo mío. Ser mi propio jefe.
  2. Antes disfrutaba lo que hacía, pero ahora siento un vacío, que algo falta.
  3. La verdad mi jefe es un “#&*$!@” yo hago todo y él obtiene todo el crédito.
  4. No me gusta mi trabajo, no disfruto lo que hago, no me gusta hacerlo aunque lo hago bien y me va bien ($$$).
  5. Quiero un trabajo más retador, pero mi jefe no da respuesta. O me dice que no estoy preparado. Que necesito un título o maestría para un ascenso.
  6. Odio mi trabajo, pero es que además es lo que estudié y para lo que me preparé toda mi carrera. Sin embargo, no me hace feliz. Pero si me dedico a otra cosa es como si echara a la basura todo el dinero y tiempo que han invertido mis padres y yo mismo en mi carrera.
  7. Todas las mañanas me obligo a levantarme para ir a trabajar…. no quiero ir más… me siento frustrada, me molesta el ambiente laboral y la forma de la empresa y en general lo que hago no lo soporto.
  8. Llego al trabajo y ya estoy con ganas de irme a mi casa porque no encuentro ningún tipo de motivación, estoy en una empresa que no innova. Siento que ya me ha quedado pequeña.
  9. Siento que no encajo, a pesar de que me va bien ($$$), el ambiente, las conversaciones, el tipo de compañeros y jefe que tengo no me agrada para nada y hasta lo detesto.

Si tienes algún pensamiento como estos, puede ser que sea momento de convertirte en emprendedor ¿o no?

Lo vuelvo a repetir, el emprendimiento no es la única solución, también puedes tener un empleo que en verdad te guste.

En la segunda parte de esta serie analizaremos las ventajas y desventajas tanto de tener un Negocio como de tener un Empleo.