Skip to content
Vive A Gran Escala

¿Qué negocio poner? 3 puntos a considerar antes de decidir

Para el nuevo emprendedor, la estadística juega en contra. En latinoamérica, en promedio, el 80% de los nuevos emprendimientos o negocios no llegan al 5to año de vida. En México el 75% de los emprendimientos quiebran al 2do año.

Estas estadísticas te pueden desalentar pero también te ponen a prueba para ver qué tan preparado estás para emprender. Para algunos puede ser un reto muy motivante.

Si nos vamos por la estadística y piensas iniciar o montar un negocio, es más probable que fracases al paso de unos años.

Es por eso que quiero compartirte sobre lo que he aprendido al cometer estos “errores” (aprendizajes) y cómo evitarlos. Podemos ser más los que logremos vencer las estadísticas de fracaso teniendo mejor preparación como persona y emprendedor.

Ojalá y te sea útil para que tu proyecto sea exitoso y tu camino al emprendimiento sea más satisfactorio.

¿Por qué sucede esto del fracaso en los pequeños emprendimientos?

Existen muchos factores que pueden ser la causa raíz. Pero habiendo vivido en carne propia y observándolo en otros casos reales de emprendimiento resaltan algunas características comunes. 

Y es que tal vez pienses en distintos motivos como:

-La inexperiencia o…
-el no conocer los métodos correctos,
-o tal vez pienses en el tiempo o el dinero invertido o…
-el tiempo y dinero que han invertido DE MÁS,
– quizá no tienen las herramientas para generar ideas de negocio y seleccionar la correcta.

O quizás es por qué tardaron mucho en el lanzamiento o lo lanzaron muy rápido como lo menciona Paul Graham de Y Combinator (Inversor y fundador de empresas como DropBox, Airbnb, Stripe y Reddit) en su artículo de los 18 errores más comunes en las startups.

La realidad es que hay casos de fracasos de todos colores y sabores y por varias razones.

Pero para tener un negocio que esté alineado contigo, conectado a tu esencia y que disfrutes, debes evitar estos 3 aspectos que a continuación te voy a compartir.

Incluso si aún no has comenzado el camino hacia una vida libre, eres empleado y te estas preguntando qué negocio puedes poner, este es el mejor momento para revisar estos puntos.

Estas tres características es de los que más he visto entre personas que tienen negocios pequeños/medianos exitosos pero que no disfrutan. Pero también son características que están ausentes entre pequeños negocios que han fracasado incluyéndome.

Ahora vamos con ellos…

1. Tener tu meta vital o tu por qué bien amarrado a ti

que negocio poner

Muchos comenzamos preguntándonos o buscando en google:

-Negocios rentables,
-Ideas de negocio
-¿Qué negocio poner o iniciar?
-Negocios en crecimiento
-¿Qué negocio deja más dinero?etc.

Si no exactamente con estas palabras algo alrededor de esto.

O tal vez compraste alguna revista de emprendimiento que tenía la leyenda de “100 franquicias a tu alcance en este momento”. O lo más común es pensar en copiar a alguien (muchas veces alguien conocido) en algo en lo que le está yendo bien pero hacerlo mejor, más barato, más caro, etc.

Y siempre girando en el mismo círculo. Incluso tal vez arrancaste un pequeño negocio o una forma extra de ganar dinero aunque sea en multinivel o redes de mercadeo. Sin embargo te resulta poco o no te resultó y te cansaste y lo abandonaste.

Pero estas son las preguntas que comúnmente y tradicionalmente son lógicas o que tenemos como referencia. Incluso muy buenos coaches de negocio, otros blogs, libros, etc. lo hacen, pero no en el orden en que se deben hacer si lo que tu buscas es tener un proyecto de negocio que este alineado contigo.

 ¿Por donde empezar cuando surja la pregunta sobre qué negocio poner?

De adentro hacia afuera en lugar de empezar de afuera hacia adentro.

(Y aunque esto ya lo he comentado en otros artículos, como estoy seguro que me lo van a seguir preguntando o voy a continuar escuchando, pues lo seguiré recalcando.)

Lo sé porque yo estuve ahí y recibí estos consejos con las mejores intenciones pero dejándome con un sentimiento de vacío. Y luego los resultados se daban a veces sí y a veces no.

Y esa es una de las razones por las que nació Vive A Gran Escala como lo explico aquí. Buscando y experimentando para encontrar las mejores herramientas para ti que quieres crecer como persona e iniciar como emprendedor.

Para quitar la niebla, la incertidumbre. No solamente el cómo arrancar un negocio o proyecto desde “0” sin tener idea de que hacer o como hacerlo. Pero además para perder el miedo a fracasar rápido y tener éxito AÚN MÁS RÁPIDO.

Darle dirección a tu vida, ayudándote a saber que lo que estás haciendo es lo que más te importa en este momento. Que es lo que más te va ayudar a lograr vivir las experiencias, el crecimiento y la contribución que deseas.

Claridad

Regresando al punto de ir de adentro hacia afuera, es importante tener mucha claridad de qué es lo que quieres y por qué lo quieres.

Cómo te lo mencionaba en este artículo, cuando tienes claro qué quieres ser, sentir, hacer y tener una razón muy arraigada en ti, ya tienes la armadura correcta para emprender.

De esta forma tienes una ventaja competitiva sobre otros que aún conociendo toda la parte de métodos y sistemas, al primer obstáculo, renuncian

Cuándo sabes que lo estas haciendo por qué quieres por ejemplo:

  • viajar por el mundo o por qué quieres tener acceso a más cosas materiales que no tuviste cuando eras más joven.
  • o simplemente porque quieres ser reconocido,
  • o para darle a tu familia una mejor calidad de vida.

La meta vital que te hayas puesto es la correcta. Corta o larga siempre que te llegue de verdad y sea un motivo para seguirte moviendo está correcta.

Además si lo quieres seguir viendo desde el punto de vista de las ventajas competitivas, al emprender de esta forma, crearas una historia. Tu historia, lo que te hará diferenciarte del resto y aunque puedas parecer mucho a otros negocios sabes que lo tuyo es algo único en ese sentido porque es quien eres.

Entonces, para poder tener tu por qué o tu meta vital bien arraigada lo que tienes que hacer es:

Acción No 1.

Escribir tu meta vital y por qué la quieres (Puedes usar esta plantilla para ayudarte a articular claramente tu meta y tu razón de ella. Agregué un par de ejemplos para que te ayuden a clarificar tu propio pensamiento y dirección.)

Acción No 2.

Comparte tu meta conmigo en la sección de comentarios debajo de este artículo.

Al compartir públicamente tu meta estás dando tu primer gran paso para alcanzarla. (Te voy a ayudar a clarificar tu meta si lo necesitas o a contribuir con apoyo e ideas para mejorarla.)

Acción No. 3

Invita a algún amigo, socio, conocido o familiar a que haga este ejercicio y lo puedan compartir. El tener un socio de responsabilidad (accountability partner) para que te empuje y tu a él en su camino al éxito, es algo que, estadísticamente comprobado, te va a acercar mucho más  a tu meta.

Así que, toma tu teléfono ahora mismo y envíale un mensaje con una invitación para que realice este ejercicio contigo.

2. No seguir ciegamente consejos

El mejor consejo es aquel que te da dirección o que sabes que es para ti.

Porque cuando buscas información por internet para consejos o alguien te da algún consejo ya sea solicitado o no. No necesariamente tiene la razón si es que no conoce tu situación particular.

Y claro no es su culpa, el que debe conocer su situación particular eres tú. Todos damos nuestro particular punto de vista.

El problema de escuchar a un solo consejero o coach o mentor es que solo tenemos un punto de vista. En lo personal me gusta ver y escuchar el punto de vista de varios especialistas en un solo tema.

En ocasiones pregunto lo mismo a diferentes personas. Obvio que obtengo diferentes respuestas. Lo que hago es escuchar todas las respuestas para elegir la o las que considere son más conveniente(s) para mi situación en ese momento y basado en el conocimiento que tengo de mi mismo.

Es decir el trabajo de conocerte primero a ti mismo lo tuviste que haber hecho. Por lo tanto vas a saber cuando realmente lo que te están aconsejando te puede funcionar a ti o no.

¿Cómo?

Haz tu propia investigación y cuestiona todo. No te vayas con cualquier consejo (incluidos estos que te doy).

Toma la mejor decisión que creas es conveniente para ti en este momento acorde a lo que tú quieres lograr.

Entonces para recibir y aplicar el mejor consejo tienes la tarea de conocerte realmente. Busca soluciones que vayan acorde a tu personalidad. (Revisa los 8 tipos de personalidad de emprendedor o riqueza que describo en este artículo).

Es decir tatúate en la mente el concepto de “One Size Does Not Fits All”. (Una sola talla no es para todos).

Esta claro que lo que a alguien le funcionó, pude ser que a ti no. Pero si sientes y crees que está alineado con tu personalidad, valores, es decir, quien tu eres, entonces adelante.

3. Evita la Perfeccionitis

Ufff una de las cosas con las que más batallé y creo que algunos se pueden identificar conmigo.

Pero no te sientas mal, al igual que tu y yo los grandes empresarios han tenido que lidiar y desarrollar ciertas habilidades así como eliminar hábitos o maneras con las que han tenido dificultades.

Por ejemplo, en esta plática que dio en la Universidad de Standford, el empresario mexicano José Antonio Fernández Carbajal, CEO y Presidente del Consejo de Administración en aquel entonces de FEMSA, (puedes ver dando clic aquí minuto 4:38)  comenta cómo es que tuvo dificultades para dominar una de las habilidades de liderazgo hace algunos años.

Pero ¿por qué la perfección es mala? ¿que no debería ser algo bueno?, la calidad etc…

Claro creo que la calidad es importante. Con esto no quiero decir que lo que ofrezcas no agregue valor. Claro que tiene que hacerlo si no nadie te lo va a comprar.

Pero este no es el punto por el que debes retrasar el lanzamiento de tu producto o servicio. A menos que sea un requisito indispensable dentro de la industria, mercado o nicho para poder participar en ella. Si no es así, será más adelante donde podrás porfundizar en ello.

En esta etapa de cuento (o sueño) y de arranque, existen otras prioridades que perderse en el detalle y perfeccionar algo hasta su versión 7.2 y entonces lanzarlo.

MVP

que negocio puedo poner

Hay algo que tal vez ya hayas escuchado que es el Producto mínimo viable o  MVP (Minimum Viable Product). Dado a conocer en la metodología de The Lean Startup de Eric Ries.

Si ya tienes definido qué negocio poner, el siguiente paso es ¿cómo comienzo?.

Lo primero a hacer es validar, es decir saber si el negocio que voy a iniciar/producto o servicio a ofrecer  es realmente algo que las personas quieren o necesitan comprar.

Regresando a la definición de Producto Mínimo Viable, significa que saques tu producto o servicio con lo mínimo indispensable. Funcionalmente hablando sobretodo, para que puedas recolectar retroalimentación del cliente de forma rápida, con el menor esfuerzo posible (en términos de inversión de tiempo u otros recursos) y de manera validada con tus clientes potenciales.

No voy a ahondar en toda la metodología paso a paso porque creo que sería tema de un curso completo. Lo que debes hacer es no perder mucho tiempo en el detalle. Eso si, cuida que el producto que ofreces entregue lo que prometes con lo mínimo requerido en el menor tiempo y probablemente la menor inversión posibles. Llámalo prototipo o como desees.

Después recolecta información o analiza el comportamiento de tus clientes potenciales en base a encuestas u observación o comentarios que hagan y la aceptación del mismo.

En base a ello analiza la información y modifica en base a tu análisis. Ya sea el precio, características etc… y de ser necesario, vuelve a sacar digamos, otra versión 1.1 de tu Producto Mínimo Viable basado en esto.

Si definitivamente no ves respuesta de prospectos o tu mercado potencial, tendrás que tomar una decisión. Pudiera ser moverte a otro mercado que pague más o que pague menos pero que se venda en mayor volumen. O probar diferentes métodos de venta etc.

Y si aún después de buscarle por aquí y por allá ni gratis lo quieren, entonces ahora entras en otra toma de decisiones. Del tipo de si debes seguir mitificándolo o abandonar y descartar la idea por completo.

Iniciar un negocio desarrollando nuevas habilidades

La intención de este sistema o por lo que se hace así, son los aprendizajes que tienes al final de cada “vuelta”. En donde por ejemplo en este último escenario, al menos no invertiste más tiempo en ello. Además te diste cuenta de manera relativamente rápida y sin tanta inversión, que no era una buena idea.

En comparación con si haces la inversión, rentas el local, inviertes en tarjetas de presentación etc. Para después darte cuenta 5 meses o hasta 1 año después que no es negocio y regreses a buscar empleo.

Entonces no te detengas por pequeñeces para lanzar tu producto mínimo viable. Claro como pasos previos se supone que elegiste algo que identificaste como oportunidad. Validaste la idea y alineaste tu proyecto o idea a tus pasiones, talentos, conocimientos, experiencia o intereses.

Ve ahora y quítate el freno de mano que traes puesto a tu lanzamiento por tanta perfección y lánzalo ya!!

“Si no estás avergonzado de la primer versión de tu producto, lo sacaste muy tarde”

reidhoffman

REID HOFFMAN

CO-FUNDADOR LINKEDIN

Lo que requieres para salir de ahí…

Las estadísticas de fracaso que puse al inicio se han repetido por muchos años. Y seguimos haciendo lo mismo buscando afuera principalmente.

“Locura: es querer hacer lo mismo una y otra vez esperando tener resultados diferentes.” – Albert Einstein

No se trata de no cometer errores, claro que los tendrás pequeños o grandes, con impacto y sin él, simplemente me hubiera gustado que alguien me dijera algo de esto antes de iniciar.

Muchos quieren dejar su trabajo que odian y emprender. O que esta vez sí les resulte el negocio o iniciar un negocio que los haga ricos en la quinta venta. O no arriesgar sus ahorros o tal vez quieren esperar a tener una idea de un negocio que los haga ganadores del premio 30 under 30 de Forbes (30 personas a nivel mundial menores de 30 años que sobresalen en distintas ramas desde Educación, Finanzas, Actores etc.) si no no lo inician.

Convertir “Lo Tuyo, Lo Tuyo” (pasión + aquello para lo que eres bueno) requiere compromiso, tiempo y perseverancia. Cualquier negocio que emprendas no es algo que se haga en un par de días y tampoco es para todos. Por ejemplo Starbucks tardó 20 años para lograr tener sus primeras 116 sucursales.

Todo lleva tiempo. Sí, es cierto, existen unos cuantos entre ¿un millón? como Facebook y otros que tienen éxito de manera pronta pero ¿y la mayoría?

Al final todo vale la pena siempre y cuando hagas lo que nadie quiere hacer, el trabajo necesario para obtener eso que deseas.

¿Qué otros aspectos crees que se deben incluir para poner o iniciar un negocio que si este conectado y alineado contigo? ¿Tienes o has tenido algún negocio que te “fundió” o que en realidad no disfrutabas? Comparte en los comentarios.

Sígueme

Joel Gámez

Soy un apasionado de aprender y aplicar, y ayudo a empleados y emprendedores en transición profesional a descubrir lo que realmente quieren hacer con su carrera y su vida.
Sígueme

116 Shares
Share116
Share
Tweet
Pin